Consejos para no marearse al navegar

No importa la experiencia que tengas a bordo, cualquier persona es susceptible de marearse al navegar. La sensación de mareo puede venir acompañada de palidez, sudores fríos, náuseas y, por último, vómitos. Estos síntomas son conocidos como mareo por movimiento o cinetosis. Se produce porque el cerebro recibe señales del oído interno, que detecta por el propio movimiento del barco pero que no coincide con lo que el ojo percibe. Aunque todas las personas pueden marearse al navegar, es más probable que se mareen aquellas personas inexpertas o que suben en barco por primera vez.

marearse al navegar

Si estás vacaciones quieres alquilar de barco, que el mareo no sea una limitación. En Boatjump hemos reunido una serie de consejos que te vendrán muy bien tener a mano para tus vacaciones a bordo.

¿Por qué nos mareamos en un barco?

Como adelantábamos al principio del artículo, el mareo por movimiento se inicia porque nuestro cuerpo cuenta con un sistema líquido en el oído que mide las referencias horizontales y los cambios en el movimiento. Cuando las referencias ‘físicas’, es decir, las que perciben el oído y la vista son las mismas, no se produce mareo. Es lo que ocurre al caminar o al conducir. En cambio, en alta mar, el movimiento de las olas hace que la información visual no coincida con las referencias del oído y surja un mareo. Esta contradicción que llega a nuestro cerebro provoca que nos desorientemos y nos desequilibremos. Los síntomas que causan este fenómeno son muy conocidos: sudores fríos, náuseas, malestar, palidez e incluso en algunos casos vómitos.

La buena noticia es que si comprendes porqué surge el marearse al navegar, podrás tomar ciertas medidas para evitarlo y que tu viaje en barco sea agradable y confortable.

Consejos para no marearse navegando

 

Recomendaciones para evitar marearse al navegar

Si vas a alquilar un barco, ten en cuenta estos consejos para intentar evitar o minimizar los efectos del mareo a bordo.

Lo más importante será que sigas el movimiento de las olas. No por ello te marearás más, sino todo lo contrario. Al seguir el movimiento de las olas, tu cerebro comprenderá porqué te mareas. Para ello es mejor que te encuentres en cubierta y mires el agua. En ningún caso, bajes a los camarotes. Los mareos en los barcos tienen mucho que ver con el lugar en el que nos encontremos, hay lugares en los que los que se reducen las posibilidades de mareo.

Si aun estando en cubierta con viento de cara y mirando a un punto fijo empiezas a notar que te mareas, lo mejor será tomar algo que lleve azúcar y dejar a un lado las bebidas alcohólicas o lácteas ya que estas causan náuseas durante la navegación. Puedes comer una manzana verde. También es importante navegar con el estómago lleno ya que eso reducirá las probabilidades de mareo.

En el caso que te sientas muy mareado o mareada y con náuseas, toma agua fría o alguna bebida con gas y siéntate. En esta posición puedes practicar uno de los remedios más antiguos: el garbanzo del marinero. Consiste en presionar la muñeca a la altura del reloj para trata de mejorar la presión sanguínea. Puedes hacerlo con un trocito de cartón, un garbanzo o algo similar.

Qué hacer para no marearse al navegar

 

Si aún con estos consejos el mareo persiste, respira tranquilamente expulsando el aire muy poco a poco, evitando que la sensación de agobio aumente. Busca algún lugar con sombra donde corra el aire, bebe agua tranquilamente y si tu cuerpo lo acepta, come algo sólido.

Puede que no sea la primera vez que alquiles un barco y salgas a navegar y que ya sepas bastante sobre los mareos. Muchos expertos recomiendan descansar muy bien la noche previa a la embarcación e incluso tomarse media hora antes de emprender la travesía una pastilla contra el mareo para prevenir. En el caso que alguien del grupo decida tomar estas pastillas para el mareo, será importante que lo haga en la cantidad recomendada y, sabiendo en todo momento, que podría traer alguna consecuencia como la aparición de sueño.

Y, por supuesto, evita leer o mirar pantallas durante la navegación. También es cierto que, cuanto mayor sea el barco y a más velocidad vaya, menor será la posibilidad de mareo.

Consejos para no marearse navegando

 

Aún así, ¿quieres saber cuál es el mejor truco? Cuando estés en el barco y empieces a notar los primeros síntomas de mareo, si la navegación te lo permite: ¡salta al agua y date un buen baño frío! El agua fría estimula el riego sanguíneo, reactiva la circulación y despeja la mente.

Ahora ya sabes los mejores trucos para que tus vacaciones en barco o catamarán sean perfectas. Así que ¡buena mar!

 

ENCUENTRA TU BARCO IDEAL

Copy link
Powered by Social Snap